Putaendo Uno

¡Una sola verdad! Noticias que importan

Ad Code

El dinero debía ser usado para cubrir los gastos de la casa fiscal asignada.-

Según publica La Segunda este miércoles, un informe elaborado por la Brigada de Delitos Funcionarios de la PDI (Bridef) encargado por el fiscal José Morales, revela que los últimos cuatro comandantes en jefe del Ejército, sin incluir al actual general Ricardo Martínez Menanteau, recibían mensualmente, mientras estaban en sus cargos, $10 millones para los gastos de la casa fiscal que la misma institución les asignaba en virtud de sus cargos.

La mencionada unidad de la PDI investiga actualmente el caso por presunto enriquecimiento ilícito del general (r) Juan Miguel Fuente-Alba, en el marco de los fraudes ocurridos en el Ejército. Los cuatro ex comandantes en jefe del Ejército mencionados que habrían recibido estos dineros serían además de Fuente-Alba, los generales (r) Juan Emilio Cheyre, Oscar Izurieta y Humberto Oviedo.

Según da cuenta la publicación, los dineros provenían de los “gastos reservados” de la institución, cuya reserva supera los $2 mil millones. Cabe recordar que estos dineros son asignados a distintas reparticiones para trabajar, con un presupuesto que por ley no necesariamente deben rendir en detalle, en materias de seguridad nacional e inteligencia.

Los detalles indican que el general Fuente-Alba ocupaba el monto en el pago de servicios básicos como agua, luz, gas, internet, servicio doméstico, alimentación de todos los que habitaban la casa, regalos para las visitas, regalos de cumpleaños, regalos para los nietos, champaña y hasta un violinista.

En cuanto al actual personero a cargo del Ejército, Ricardo Martínez Menanteau, la PDI no alcanzó a analizar su período.

Categories: General, Política

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.