Putaendo Uno

¡Una sola verdad! Noticias que importan

Ad Code

Mi historia de la Reforma Agraria.-

Por Manuel Muñoz Muñoz (*)

Nací el 21 de Agosto de 1932, en el fundo de Alegría Catán, de Piguchén. Fui criado por mis abuelos, una familia de escasos recursos y de mucho esfuerzo.

Al colegio no asistí y a los 12 años comencé a trabajar en el fundo de sol a sol, por el pago de una miseria, un plato de porotos y tres panes de afrechillo. Vestíamos ojotas todo el año, carecíamos de lujos y de comodidades. Si nos negábamos a trabajar nos mandaban a buscar con la policía y nos amenazaban con despedirnos y echarnos a la calle. Recuerdo cómo yo y otros compañeros pasábamos una y otra vez sobre kilos de nueces para poder sacarles el perlón. Recibíamos órdenes como adultos, sin embargo, como niños, lo único que queríamos era jugar.

Los mayordomos y los capataces del fundo, si realizábamos fuego para abrigarnos, nos atropellaban de a caballo; si decíamos algo al patrón, nos encarcelaban.

Mi abuelo hizo el esfuerzo de enseñarme a leer y a escribir, así comencé a tener un poco más de educación para luego estar dentro de los cambios que venían.

A los 17 años, cansado de los abusos, comenzamos a formar un sindicato; debíamos reunirnos por las noches en el río, para planificar y hacer funcionar el gremio; si éramos descubiertos por la policía, nos perseguían y nos encerraban en los calabozos hasta que el patrón lo decidiera.

Me casé con Hortensia en el año 1958, luego nacieron mis cuatro hijos, Manuel, Juan Carlos, Marta y Sandra. Me mantuve trabajando para poder sacarlos adelante. Carecíamos de muchas cosas y también de una vida digna. En el año 1966 – y gracias al sindicato que formamos – aliviamos nuestra vida, en el sentido de que comenzamos a apoyarnos mutuamente.

En este año comienza la Ley de la Reforma Agraria y junto con ella formamos el Asentamiento La Victoria de Piguchén, nos costó organizarnos pero seguimos trabajando. Éramos 80 trabajadores y desde ese entonces nuestra vida comenzó a cambiar. En 1967 y bajo el gobierno de Eduardo Frei Montalva ya estaba formado el primer sindicato de la Reforma Agraria, y junto con ello, las tierras que por tanto tiempo estuvieron en manos de los poderosos fueron distribuidas y entregadas legalmente a mí y a nuestros compañeros.

Para cuando se produce el golpe de estado, en el año 1973, nuestra organización estaba funcionando formalmente; teníamos economato, animales, maquinarias, estaba todo mecanizado. Sin embargo, con la llegada de Pinochet nuestros compañeros no trabajaban por miedo a los señores que mandaban. Yo como presidente de la cooperativa fui detenido, torturado y amenazado, y así mismo todos mis compañeros estuvieron largo tiempo temerosos de vivir lo mismo. Cada uno comenzó a trabajar por su cuenta, sin embargo, al año siguiente las tierras estaban siendo vendidas. Muchos vendieron porque les ofrecían autos, camionetas y un poco de plata.

En el año 1982 aparece INDAP quien nos entregó asistencia técnica, créditos, proyectos y muchos otros beneficios. Con el correr de los años muchos no pagaron, se pidió a los bancos y se debieron vender parcelas para pagar las deudas. Seguimos trabajando con INDAP llegaron los años secos y nos encontramos con muchas dificultades y nuevamente debimos vender las parcelas por un miserable precio. De los 69 parceleros fundadores de la cooperativa quedamos 12, del resto no queda nada.

Tengo 40 años dentro de INDAP, nunca me han dado la espalda y gracias a su apoyo sigo siendo un feliz agricultor.

Actualmente tengo 86 años, me acompaña toda mi familia, tengo a mi lado a mi esposa, mis cuatro hijos, cinco nietos y dos bisnietos. Espero que ellos mantengan lo que tanto me costó tener, “mi parcela”, la cual conseguimos con esfuerzo y sacrificio. Debo decir que soy un viejo y campesino orgulloso de lo que logramos.

===================================

                                     Fotos sobre diversos momentos de la Reforma Agraria

_____________________________________________________________________________________

(*) Don Manuel Muñoz recibirá un reconocimiento nacional y una especial distinción el próximo 5 de agosto, cuando se celebra el Día Nacional del Campesino. Recibirá tal distinción de manos del propio Ministro de Agricultura, don Carlos Fürche. Fue propuesto para ello por la Asociación de Pequeños Agricultores de Putaendo AG y por la Federación Agrícola Valle del Aconcagua.

Categories: General, Opinando, Tu Comuna

19 Responses so far.

  1. Ana Rodríguez dijo:

    Que bonito. Don Manuel Muñoz, me trajo muy lindos recuerdos cuando estaba mi papa, eran momentos maravillosos don Manuel, porque aunque fueran unos porotos y unas galletas de afrecho pero don manuel eramos muy felices, porque sabiamos que iba a llegar mi papa y ibamos a estar toda la familia, no como ahora don manuel. Ya no esta el dueño de casa o la dueña fe casa, ahora todas las personas de aquellos años maravillosos ya no estan o estan enfermas y eso me da mucha tristeza y eso era como usted dice, que trabajaban de sol a sol, ahora vienen las consecuencias. Pero don Manuel, me dio mucha alegria de verlo en su predio, me le vino a la mente mi papa, me dio mucha pena, mi corazon se lleno de tristesa y a la vez alegria.
    Que este muy bien don Manuel y la Señora Hortencia y sus hijos y hijas. Saludos de mama Dorys y Ana Rodriguez

  2. Juan Pablo Morales Cordero dijo:

    Emocionante testimonio de un actor local a propósito de los #50años de la #ReformaAgraria

  3. Raul Pablo Iturrieta Puebla dijo:

    El testimonio de Don Manuel Muñoz a 50 años de la Reforma Agraria, la política pública más integral de desarrollo rural en Chile.

  4. Flor Montenegro dijo:

    nooo pero comono fe se mueven montañas

  5. Edgardo Antonio Olivares Nieto dijo:

    Gran persona Don Manuel.

  6. Gloria Sanchez Bustamante dijo:

    Linda historia que se repite mucho en nuestro valle

  7. Mayi Irarrazabal Estay dijo:

    Que lindo como no recordar a mi querido viejito

  8. Sara Orellana dijo:

    Nunca voy a olvidar su cariño y el de su familia Compadre. Manuel

  9. Marcela Arancibia dijo:

    ¡¡¡¡¡¡ lindos recuerdos con toda su familia!!!!

  10. Veronica Espinosa Reyes dijo:

    que linda historia y que alegria ver como la gente surge con creatividad y mucho esfuerzo. MUCHAS BENDICIONES

  11. Carmen Pérez dijo:

    Mi tio Manuel, orgullosa de haber nacido en una familia tan humilde como ellos y como mis padres.

  12. Jesus Cortes dijo:

    Pasaba dias enteros escuchando sus historias y todavia tienes historias qe contarme. TATA

  13. Sara Orellana dijo:

    Como no recordarlo, desde niña su cariño. Era el compadre Manuel y la Comadre Hortencia. Mi niñas tiene el sello de su cariño. Un abrazo para el y toda su familia

  14. Felipe Lemus Perez dijo:

    Historias que no tienen precio!!! Nuestros abuelos han cambiado el bienestar de nuestra vida, de una esclavitud a una libertad, “patriarcas”, como me enorgullece ser de campo

  15. Jeannette Jofre Parra dijo:

    Tuve la oportunidad de conocer a un gran hombre q lucho hasta el final por crecer y progresar a pesar de las adversidades del campo..se extraña muchísimo Don Carlos D.

  16. Rquel Herrera Bustamante dijo:

    que linda y emocionante historia, me recuerda a mi viejito porque con su gran esfuerzo nos sacaron adelante, orgullosa de ser hija de un campesino de tomo y lomo y muy orgullosa de vivir en el campo

  17. Cesar Vergara Díaz dijo:

    Que historia, un pequeño resumen de las precariedades, sacrificios y humillación que pasaron, pero siempre tuvieron esa convicción de luchar por su sueño. Que al final fue logrado, gran persona Don Manuel. Creo que en estos tiempos no se dimensiona todo lo que lucharon nuestros abuelos.

  18. Por eso lo llevo inpregnado en mi sangre si mi tio y mi padre lucharin por las reforma agraria.por condiciones mas humana trabajaban de sol a sol. Esto es historia.

    • Hector dijo:

      La historia de don Manuel es muy triste, la conozco porque mi tio Ramon Arancibia y su familia tambien sufrian el castigo del energumeno Alegria Catan. Desgraciadamente, solo quedan 12 parceleros de 69, los ladrones de siempre se aprovecharon, tanto de su humildad e ignorancia y, le arrebataron sus parcelas, despues del gran sacrificio que ellos sufrieron, pero hay una justicia divina que caera sobre estos mal nacidos, yo odio la injusticia social. Don Manuel, no lo conosco, pero le deseo un mundo de felicidades junto a los suyos. Winnipeg, Canada.

Leave a Reply