Putaendo Uno

¡Una sola verdad! Noticias que importan

Ad Code

“…de ahí a catalogar de “espontaneidad” la vulgaridad de las tallas sexuales de Chiqui Aguayo hay mucha distancia…”.-

Entre la “alfombra roja” chilensis, el beso de Caniulef y su novio, la “excentricidad” de Di Mondo y las rutinas humorísticas hasta ahora, nuestro festival de exportación está caro para hacerle competencia al Circo Timoteo.

No soy cartucho, pero de ahí a catalogar de “espontaneidad” la vulgaridad de las tallas sexuales de Chiqui Aguayo hay mucha distancia. Me reí a ratos, claro, como si estuviese en un cabaret a las 2 AM. Pero varias veces también sentí vergüenza. Ella se defiende y dice: “Es yo soy chucheta”. Eso no tiene por que ser sinónimo de vulgar. Bien por ella que triunfó, mal por nosotros, que otorgamos un triunfo con muy poca exigencia.

¿Esos son nuestros artistas? ¿Ahora no importa cómo te hagan reír, la cuestión es que lo hagan, todo vale para regalarles un par de gaviotas?

Y nos asombramos cuando los jueces mandan a los asaltantes para la casa con firma mensual. Rafael Garay va a regresar obligado y será entrevistado por todos los canales como si fuera Alexis Sánchez.

Somos un país de mucha hipocresía, barrimos debajo de la alfombra los delitos de los grandes señores y castigamos al pobre que se roba una gallina. Hasta perdonamos a los honorables cuando se visten de delincuentes y los volvemos a elegir. Claudio Bravo y sus amigos envían ayuda a Santa Olga y el reyecito (alcalducho) de turno no lo permite porque no se puede sacar la foto con eso.

Eso somos, lamentable. Y señalamos a Viña como el mejor de los festivales del país….como serán los otros….

Lo único que queda es tratar de ser mejor tu mismo e influir bien en los mas cercanos, en la esperanza que otros hagan lo mismo, porque desde arriba, desde los que manejan todo, eso no va a llegar nunca….nos prefieren ignorantes y vulgares.

Luksic va a ir a tomar onces con un twittero, claro, con tanta espontaneidad como la de aquellos diputados rubios que invitan a un dirigente vecinal a un tecito en el Club de La Unión. Lo triste es que el dirigente llega con el pelo teñido rubio ceniza claro……del Nº11.

Mario Alvarado Eva/ Director de Putaendo Uno

Categories: Editorial, General

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.