Putaendo Uno

¡Una sola verdad! Noticias que importan

Ad Code

CarabineroMir“…Me rebelo contra quienes usan la ignorancia del lumpen para enviar a sus flaites hordas a romper Chile…”

En estos aciagos días donde la esperanza de una mejor convivencia parece diluirse entre la diatriba grandilocuente de los mentados “señores políticos”, a los que ya se dio la bajada de bandera para partir con sus campañas de cara a las municipales, habemos quienes nos rebelamos abiertamente frente a tanto desparpajo para mentirle al pueblo.

Sí, yo también soy rebelde. Me rebelo contra los que roban sentados en sus grandes y honorables sillones, aquellos que han sido capaces de venderle su alma al mismísimo diablo (léase Ponce Lerou, SQM) con tal que les financie su permanencia en sus cuotitas de poder, a cambio de favores de quien sabe qué.

Me rebelo contra quienes usan los legítimos movimientos sociales para colgarse de sus slogans de lucha y ponerse en la cabecera de la marcha, pa la foto, o hacen declaraciones rimbombantes (y serviles) a la prensa apoyando todo lo que hacen otros más importantes que ellos. Me rebelo contra quienes usan la ignorancia del lumpen para enviar a sus flaites hordas a romper Chile y matar chilenos inocentes, mientras ellos se quedan detrás de los hilos, cual siniestro titiritero. A veces también vemos esto en ciudades tan pequeñas como nuestro Putaendo, donde cualquier problema se le endilga al alcalde de turno.

A no equivocarse, porque también me rebelo contra esos cabezas calientes que ante un desaguisado después de una marcha, evocan a los militares o piden sacarlos a la calle para aplacar la delincuencia.

En suma mis amigos, me rebelo contra la violencia y la muerte, contra el robo y la usura, contra la traición al pueblo, el mismo que se llenan la boca diciendo defender, de uno y otro bando. Parece que nada hubiésemos aprendido como país en estos 43 años.

Yo opto por la vida, por la paz, por la conciencia social con justicia y equidad. Eduardo Lara quería hoy llegar a almorzar a su casa, y se lo impidió nuestra ignorancia, nuestra desidia, nuestra mezquindad. ¡Rebeldía Putaendo!…pero bien encauzada e informada.

Categories: Editorial, General

Leave a Reply