Putaendo Uno

¡Una sola verdad! Noticias que importan

Ad Code

Cinco comerciantes del Mercado Dolores Otero están demandados para desalojo.-

Hace algunos días se conoció el hecho que la Iglesia Católica, propietaria del inmueble del Mercado Dolores Otero, en pleno centro de Putaendo, estaba buscando la forma que la propiedad fuese desalojada por aquellos locatarios que no estaban al día en los arriendos mensuales.

Si bien, el Obispado figura como el propietario, la administración descansa en la Parroquia de Putaendo, que dirige el Padre Vicente Montenegro. Fue esta última quien notificó a los comerciantes la demanda interpuesta en la Justicia.

Según narra Elizabeth Menares (foto izq., abajo) a Putaendo Uno, quien lidera a los locatarios afectados, trataron de reunirse con el Párroco Montenegro, pero siempre hubo “problemas de agenda” de parte de éste. Solo se logró una reunión este lunes, donde solo pudieron consignar que se ratificaba la demanda y que no había posibilidad de diálogo u otras instancias de arreglo extrajudicial.

“La verdad, aún no logramos entender la forma y el modo. Nunca nos llamaron a conversar. Solo nos demandan y en nuestro caso no tenemos deudas pendientes; llevamos nuestros pagos al día y el juicio es mañana (miércoles) y llegaremos con una mano adelante y otra atrás, sin poder defendernos, no tenemos ni abogado”, señaló.

Luego, Menares agregó que “Creo que faltó voluntad y no existió comunicación de parte de la parroquia. De hecho pedimos varias reuniones y siempre se nos dijo que no podían recibirnos, ya que el padre tenía un agenda muy copada…, hasta este lunes (ayer), que nos recibieron el padre Vicente junto al Consejo Parroquial. Fue una reunión muy desalentadora, donde no pudimos llegar a acuerdo, ya que lo único que nos dijeron es que hay que esperar lo que el tribunal decida”, manifestó la locataria.

Con respecto a su situación a futuro, Menares destacó que “quiero pensar que no hubo mala intención, ya que está demás decir que somos varias familias las que quedaríamos cesantes. Pero reitero, somos comerciantes que dependemos de este trabajo para solventar nuestras familias y hoy estamos a punto de ser desalojados, creemos sin justificación, y nos impacta aún más que para el padre sea más importante “restaurar” que otorgarnos una fuente laboral. Somos independientes y vivimos el día a día”, finalizó Elizabeth Menares.

Según los locatarios, el Párroco Montenegro les indicó que la demanda en su contra se presenta porque el inmueble no se está autofinanciando, y que, por su valor patrimonial, es necesario hacerle restauraciones antes que se siga deteriorando. Al final, todo se reduce a estrategia de negocios…

Categories: General, Tu Comuna

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.